El electroencefalograma o EEG, es una prueba que se usa para estudiar el funcionamiento del sistema nervioso central, concretamente de la actividad de la corteza del cerebro., registra mediante electrodos especiales las corrientes eléctricas que se forman en las neuronas cerebrales, y que son la base del funcionamiento  del sistema nervioso, con el se pueden diagnosticar alteraciones de la actividad eléctrica cerebral que sugiera enfermedades como la epilepsia *narcolepsia o demencias, entre otros.

*(Narcolepsia: Es un problema del sistema nervioso que causa somnolencia extrema y ataques de sueño durante el día)

Se puede identificar los ritmos normales y patológicos de la actividad cerebral. Las ondas eléctricas normales dependen del estado de vigilia del sueño. Las ondas que se encuentran habitualmente son:

Vigilia: ritmos alfa, delta, beta y theta.

Sueño: se divide en 4 fases

Estímulos: alteraciones de los ritmos anteriores cuando aparecen estímulos visuales, sonoros, dolorosos o sensitivos.

Fases del sueño:

Fase 1: es el sueño ligero, en el cual aún somos capaces de percibir la mayoría de los estímulos auditivos y táctiles.

Fase 2: en esta fase el sistema nervioso bloquea las vías de acceso de la información sensorial, la que origina la desconexión con el entorno y facilita la actividad de dormir.

Fase 3: es un sueño más profundo denominado delta, donde el bloque sensorial se intensifica, si nos despertamos en esta fase pude que estemos confundidos y desorientados, en esta fase también se disminuye del 10 al 30 por ciento la tensión arterial y el ritmo respiratorio y se incrementa la producción de la hormona del crecimiento.

Fase 4: en esta fase en la que mayor profundidad de sueño se tiene en la que la actividad cerebral es más lenta y es denominado como la actividad delta en esta fase es esencial para la recuperación física y psíquica del organismo es importante señalar que esta fase es en la que se manifiestan alteraciones como el sonambulismo o los terrores nocturnos.

Razones por las que se debe realizar el examen.

Las neuronas se comunican entre sí produciendo pequeñas señales eléctricas, llamadas impulsos un EEG mide esta actividad. Se puede emplear para diagnosticar o monitorear las siguientes afecciones

  • Convulsiones o epilepsia
  • Cambios anormales en la química corporal que afecta el cerebro.

  • Alzheimer
  • Episodios de desmayo o pérdida de memoria
  • Traumatismos craneales
  • Tumores
  • Evaluar problemas de sueño
  • Monitoreo en una cirugía cerebral
  • Así mismo puede servir cuando se trata de determinar si una persona tiene muerte cerebral.

¿Te interesa cuidar de tu salud?

¡Suscríbete ahora! lo mejores contenidos de interés para cuidar de tu salud 

SUSCRÍBETE ¡TOTALMENTE GRATIS!