¿Qué es pediatría?

Pediatría es una especialidad en rama de la medicina que se centra en la salud en los pacientes de edad temprana, se encarga de diagnosticar enfermedades, ofrecer tratamientos para la recuperación, realiza revisiones gradualmente para estudiar la salud del paciente por medios de pruebas de alguna manera para prevenir futuras enfermedades en el crecimiento.

El periodo que atiende un especialista en pediatría ocurre desde el nacimiento hasta la adolescencia del paciente, se dividen en 5 periodos.

  • Recién Nacido (son las primeras 4 semanas del nacimiento)

  • Lactantes (desde el primer de nacido hasta los 12 meses de vida)

  • Preescolar (del 1 año hasta los 6 años)

  • Escolar (de 6 a 12 años)

  • Adolescente (de 12 a 18 años)

La importancia del médico pediatría

Desde el momento que el niño o niña nace, un médico pediatría  forma ser de gran importancia ya que pendiente de la orientación de los padres en torno a su alimentación nutrimental para que el desarrollo de sus defensas. A medida que va creciendo el paciente pediátrico; los padres y el médico asumen la responsabilidad del proveer sus vacunas durante sus primeros años de vida para prevención de enfermedades.

Objetivos de la pediatría

Los principales objetivos de un médico especializado en  pediatría es reducir la mortalidad infantil, erradicar o controlar las enfermedades tanto virales como infecciosas. Mejorar la calidad de vida de los pacientes con enfermedades crónicas.

Un médico en pediatría debe ser capaz de diagnosticar y tratar diferentes condiciones incluyendo:

  • Daños

  • Infecciones

  • Condiciones genéticas y congénitas

  • Tipos de cáncer

  • Enfermedades y disfunciones de algún órgano

Los Pediatrías no sólo trata de manera inmediata el niño enfermo también asiste los efectos a largo plazo sobre calidad de vida, capacidad y supervivencia en su entorno en caso de sufrir los siguientes padecimientos:

  • Retrasos y desordenes de desarrollo

  • Problemas del comportamiento

  • Incapacidades funcionales

  • Tensiones sociales

  • Trastornos mentales incluyendo desordenes de la depresión y de ansiedad

Además de contar con la especialidad en Pediatría, los médicos pueden seguir preparándose para obtener una subespecialidad.

Un subespecialista pediatra se encarga de los problemas de tipo crónico o que requieren estudios más especializados.

Ejemplos de algunas subespeciliadades pediátricas:

  • Neonatología.- Se encarga de los recién nacidos.

  • Cirugía pediátrica.

  • Cardiología.

  • Neurología

  • Ortopedia.

  • Infectología.

  • Urgencias y Terapia Pediatricas.

  • Oftalmología.

  • Neumología.

  • Pediatría social: Estudia al niño sano o enfermo en su interrelación con su comunidad o sociedad.

La importancia de un médico en pediatría es fundamental dado a que es una de las etapas más sensibles del ser humano, en la formación, crecimiento y desarrollo.

¿Te interesa cuidar de tu salud?

¡Conoce nuestra membresía! Ahorra en grande para cuidar más de tu salud 

 

MÁS INFORMACIÓN